Nosotros creemos que un sistema de alimentos sostenible depende de todos. También creemos que aquellos quienes llaman por la justícia necesitan que otros los respalden – que los acompañen en esta búsqueda. El Programa de Acompañamiento del Ministerio Rural y Migrante se trata de trabajar juntos, aprendiendo uno del otro, e inspirando uno al otro.
El Programa de Acompañamiento también tiene raices en la creencia que aquellos a quienes les impactan las decisiones, necesitan estar en la mesa donde se hacen esas decisiones. Si existen impedimentos a su participación, se necesitan quitar esas barreras.

Desde nuestro principio, hemos buscado abordar laz pólizas y estructuras que les niegan ambos a los trabajadores agrícolas y a otros trabajadores rurales, igualdad, justícia y esperanza. Hemos acompañado a los trabajadores mientras ellos buscan cambiar estos sistemas, y hemos organizado y educado aliados para que se paren con los trabajadoes y sus familias – utilizando nuestro privilégio y acceso en el apoyo de los trabajadores. Para ser eficáz, hemos invitado una diversidad de aliados de las comunidades de fe, de labor y de estudiantes.

Trabajamos para abordar temas locales de injustícias rurales y aveces nos hemos juntado a otras coaliciones para dirigirnos a temas nacionales que impactan a los trabajdores y a las familias rurales del Estado de Nueva York. Mas, sin embargo, nuestro esfuerzo principal durante la pasada década ha sido coordinar y proveer de personal La Campaña Legislativa de Justícia para Trabajadores Agrícolas. Es una campaña para quitar las excluciones cuales tienen raices en el racismo de la era de Jim Crow, que niegan a los trabajadores agrícolas los derechos laborales que se les ofrecen a los otros residentes del Estado de Nueva York.